Mon - Fri : 09:00 - 17:00 Barcelona, Spain.
izumi.foraste@gmail.com

Trucos & Consejos

Natural & Beauty Tips
mujer sujetando su rostro
24
Mar

Masaje facial para una hidratación intensiva

Aquí te muestro cómo realizar un masaje facial en casa, que te ayudará a hidratar la piel de forma intensiva. Por ello, aunque puedas practicarlo durante todo el año es ideal para los meses de más frío. Mejorarás la circulación del rostro y conseguirás un efecto lifting en tres sencillos pasos.

Se trata de aprovechar el momento de la rutina, en el que te aplicas tu hidratante facial habitual. Dedicando un par de minutos más a realizar un pequeño masaje facial conseguirás potenciar los beneficios de la crema. Te ayudará a combatir la piel seca y te aportará luminosidad al rostro.

Vídeo del Masaje Facial para el invierno

<Transcripción del vídeo >

Importancia de la Hidratación Facial

Con el frío del invierno es fácil que se debilite la barrera protectora de la piel, lo cual puede conllevar a la aparición de acné, rojeces y arrugas. Por eso, es importante que protejamos y reforcemos la barrera protectora, para conseguir una piel saludable.

Para ello, se recomienda utilizar productos que hidraten bien, como los que contienen ceramidas o los que son ricos en proteoglicanos, los cuales tienen una alta capacidad para retener el agua.

A la hora de hidratar la piel, es muy beneficioso realizar algún masaje facial que estimule la musculatura. Aquí te muestro uno bien sencillo que puedes practicar a diario en el momento que utilices tu crema hidratante. Lo puedes hacer con cualquier producto que utilices habitualmente.

Masaje facial para combatir la sequedad de la piel

Primer paso: Hidratar con movimientos ascendentes para un efecto Lifting.

Empezaremos aplicando el hidratante en el rostro. A continuación iremos masajeando del centro hacia los laterales. Lo mejor es que vayas comprobando en el espejo que no te dejas ninguna zona del rostro sin aplicar la crema.

Debemos ir masajeando utilizando toda la superficie de los dedos, lentamente y terminando un poco hacia arriba. Si puedes, utiliza el dedo anular y corazón para masajear delicadamente. Éstos suelen ser los dedos con menos fuerza por lo que son ideales para realizar masajes suaves.

Las personas que no suelan utilizar mucho la musculatura del rostro, simplemente con este masaje pueden notar un efecto lifting. Puede parecer una tontería pero realmente se nota la diferencia.

Segundo paso: Acupresión para mejorar la circulación del rostro.

Seguidamente vamos a realizar acupresión en el rostro. Se trata de realizar una ligera presión con la yema de los dedos del centro hacia afuera.

En el rostro se encuentran muchos puntos de acupresión (en japonés Tsubo) que al presionar nos ayudan a mejorar la circulación, a relajar la musculatura y a hacer que la piel se vea más luminosa. Aunque cada punto puede tener beneficios distintos esta es una forma genérica y fácil de aprovechar la acupresión. En ningún momento debes notar dolor sino más bien como si se ablandaran las zonas más rígidas de tu rostro. 

Tercer paso: Relajar la musculatura con el calor de las manos.

Finalmente nos volveremos a aplicar un poco de crema en las manos y presionaremos el rostro con las dos manos. Con el calor que desprenden nuestras manos ayudamos a que el producto penetre bien en la piel. También es una forma de relajar el rostro y la musculatura. Presiona despacio y suavemente.

Aprovechando que nos aplicamos el hidratante de forma habitual, si al realizarlo dedicamos un poquito más de tiempo con sencillos masajes como este conseguiremos obtener mayores beneficios para nuestra piel.

Otros artículos que te podrían intersar

Leave a Reply

*

º