Mon - Fri : 09:00 - 17:00 Barcelona, Spain.
izumi.foraste@gmail.com

Trucos & Consejos

Natural & Beauty Tips
muslos de las piernas
26
Jun

Piernas hinchadas y celulitis | Masaje para mejorar la circulación

¿Sufres de piernas hinchadas y de celulitis? Te muestro un sencillo masaje para mejorar la salud de tus piernas y darles un bonito aspecto.

Cuidado de las piernas

Cuidado de las piernas

Si sueles sufrir de piernas hinchadas debido a una mala circulación o tienes tendencia a que te aparezca celulitis en las piernas, no desesperes, aquí te muestro un sencillo masaje que puedes realizar en casa sin esfuerzo. El drenaje linfático en las piernas es muy efectivo para mejorar la circulación, deshinchar las piernas, eliminar la celulitis y las varices.

Muchas veces nos pensamos que el tamaño de nuestras piernas es más grande de lo que realmente es, debido a que tenemos las piernas hinchadas. En el vídeo muestro paso por paso cómo realizar este masaje, que además te ayudará a relajar las piernas cansadas y a poder descansar mejor por la noche

DRENAJE LINFÁTICO PARA LAS PIERNAS HINCHADAS

Transcripción del vídeo:

1. Aplicar un hidratante o un aceite corporal en la pierna

Puedes usar cualquier hidratante o aceite corporal que utilicés habitualmente. Lo importante es que puedas deslizar bien las manos.

2. Con el dedo índice y corazón, hacer pequeños círculos a los dedos. Soltarlos estirando ligeramente

Empezaremos por la punta de los pies, mejorando la circulación de los dedos.

Doblando el dedo índice y corazón, haremos como una forma de “V” para ir masajeando los dedos de los pies. Cogiendo cada dedo haremos pequeños círculos o movimientos hacia arriba y hacia abajo, y al final estiraremos ligeramente el dedo para soltarlo.

Esto mejora la circulación en los dedos. Es algo que también te puede ayudar si sueles tener los pies fríos.

Si aún no lo has visto, en el vídeo que hice de Pies perfectos para el verano, también muestro un masaje más completo para los pies. 

3. Con la mano en puño, seguir los huesos del empeine desde los dedos al tobillo (10-15 veces)

A continuación vamos con la parte del empeine. Poniendo la mano en puño masajearemos desde los dedos hacia el tobillo siguiendo la dirección de los huesos.

Después masajearemos alrededor del hueso del tobillo. Seguiremos utilizando los nudillos para masajear esta zona. Podemos masajear con una mano o con las dos a la vez. 

4. Con el dedo índice y corazón, masajear el tendón de Aquiles de abajo hacia arriba (10-15 veces)

No debemos olvidar tampoco el talón de Aquiles. Para ello, volveremos a poner los dedos índice y corazón en “V” y masajearemos de abajo hacia arriba.

Debemos hacer bastante presión. Los tobillos hinchados suelen dar una apariencia de piernas gruesas. Masajeando de este modo conseguiremos disminuir su diámetro.

5. Presionar tres segundos con el pulgar y soltar

También puedes presionar unos segundos esta parte con el pulgar y soltar de golpe para mejorar la circulación.

Te puedes ayudar de las dos manos para masajear bien alrededor del hueso del tobillo. 

6. Entrelazar dedos del pie con dedos de la mano. Dar vueltas al tobillo (10 veces). Presionar y soltar al final

Apoyando el pie en la otra pierna, entrelazaremos los dedos del pie con los dedos de la mano y haremos movimientos en círculo para descontracturar el tobillo. Haremos círculos grandes hacia un lado y hacia el otro. Al final podemos presionar un poco con los dedos y soltar. Tal y como he comentado, presionar y soltar ayuda a mejorar la circulación.

7. Masajear con las manos en puño la pantorrilla 

Vamos a la pantorrilla. Empezaremos masajeando los laterales, de abajo hacia arriba con las manos en puño. Visto horizontalmente, masajearemos sobre todo la parte inferior al hueso que pasa por el centro de la pierna. 

Debemos llevar las manos hasta detrás de la rodilla. Sin quedarnos a media pierna.

Seguiremos masajeando un poco cada lado de forma individual. Masajearemos la parte externa. Y ahora la parte interna.

8. Masajear pellizcando la pantorrilla (10-15 veces)

Vamos a masajear también como si pellizcáramos la carne de esta parte. Esto ayuda a descontracturar y a relajar esta zona. Veréis que es un placer para las piernas cansadas.

9. Presionar con el pulgar detrás de la rodilla durante 3 segundos (3-5 veces)

De nuevo, volveremos a masajear un poco de abajo hacia arriba y haremos un poco de presión detrás de la rodilla. En esta parte se encuentra un ganglio linfático, así que es importante terminar el masaje de la pantorrilla masajeando esta zona. Tampoco es bueno excederse pero presionar con el pulgar (o con la ayuda de los dos pulgares) durante unos segundos es beneficioso para el drenaje linfático.

10. Con las manos en puño masajear los laterales y debajo del muslo, desde la rodilla hasta la ingle (10-15 veces)

A continuación pasaremos a los muslos. Del mismo modo que en la pantorrilla, empezaremos masajeando los laterales y la parte trasera de la pierna. En este caso también es importante que lleves las manos hasta la ingle y que no nos quedemos a medio camino. Como sabréis en esta zona es fácil que aparezca la celulitis así que debemos hacer bastante presión hasta notar un ligero dolor. Pero como siempre digo, que éste sea un dolor placentero.

11. Masajear pellizcando la parte interna del muslo (20 veces)

A continuación masajearemos pellizcando la carne de la parte interna del muslo. Es bastante común que podamos observar la celulitis mientras hacemos estos movimientos. Debemos masajear como si quisiéramos deshacerla.

Otra cosa que recomiendo para combatir la celulitis es el cepillado en seco que mostré en el vídeo de Cómo cuidar la piel del cuerpo. Dejaré el link debajo en la descripción, por si quieres echarle un vistazo.

12. Masajear la parte externa de la misma forma (20 veces)

Ahora masajearemos la parte externa de la misma formaEl drenaje linfático que te estoy enseñando hoy, no solamente te sirve para eliminar la celulitis y la hinchazón de las piernas sino que también te ayudará a relajarte, a calmar las piernas cansadas y a poder dormir mejor.

13. Masajear desde la rodilla hasta la ingle en puño. Hacer pequeñas presiones en la zona cercana a la ingle

Volveremos a deslizar las manos desde la rodilla hasta las ingles. Y al igual que en la pantorrilla, debemos terminar presionando un poco la zona cercana a la ingle, donde encontramos ganglios linfáticos. Lo puedes hacer con las dos manos, y presionando bien con los pulgares.

Y Así hemos completado este masaje. Ya has visto que es muy sencillo de realizar. De verdad que practicándolo a diario podrás ver una gran diferencia.

Otra información que te podrían interesar

Leave a Reply

*

º