Mon - Fri : 09:00 - 17:00 Barcelona, Spain.
izumi.foraste@gmail.com

Trucos & Consejos

Natural & Beauty Tips
26
Ene

Combatir el acné premenstrual. ¡ES POSIBLE!

En primer lugar, ¡no desesperes! Es totalmente natural que te aparezcan granitos una o dos semanas antes de que te baje la regla. Muchas veces aparecen en grupo, como si se reunieran para montar una fiesta, ¡no fuera a ser que pasasen desapercibidos! ¿Sus zonas favoritas? La frente y la barbilla, aunque siempre hay algún que otro intrépido que decide explorar otros horizontes menos frecuentados.

Entender que es algo natural y hormonal.

Esto se debe al balance hormonal: unos 14 días antes de tener la regla empezamos a segregar la progesterona en abundancia. Esto hace que la piel esté más grasa y por lo tanto es más fácil que aparezcan los granitos.

Al terminar la regla se irán tal y como han venido.

Al finalizar la regla disminuye la segregación de la progesterona y empezamos a generar más estrógeno, volviéndonos a proporcionar una bonita piel. ¡Thank you estro!

De todas formas, hay algunos cuidados muy sencillos que podemos llevar a cabo con el fin de prevenir y combatir el acné premenstrual.

La clave está en: controlar el sebo desde DENTRO y extremar el cuidado desde FUERA, para prevenir su aparición.

>>Extremar el cuidado desde FUERA

Es decir, desde el cuerpo externo.

*Puedes empezar unos 14 días antes de que te baje la regla (cuando empieza una segregación activa de la progesterona). Durante estos días se empieza a generar mucho sebo y se acumula mucha grasa en la piel. Por ello, debemos extremar la limpieza más de lo habitual.

1) Limpiar bien el rostro e hidratar

  • Nada más llegar a casa, limpiar el rostro (desmaquillar) e hidratar

Hidratar bien la piel es una táctica para no dejar entrar suciedad en los poros. Esto previene la aparición de los granitos ya que los poros están más cerrados y dificulta la aparición del acné.

2) Aplicar productos adecuados y suaves para tu “piel premenstrual”

Utilizar lociones o bases de maquillaje que contengan poco aceite. Aplica productos suaves como los naturales u orgánicos, que suelen ser menos agresivos para la piel. Intenta no abusar del maquillaje y si te hace falta, pon capas finas.

3) Cuida la limpieza de los textiles (ropa, pijama, almohada, toallas)

Son importantes sobre todo los tejidos que ponemos en contacto directamente con el rostro, como las toallas que utilizamos tras lavarnos la cara o el pijama y la almohada con los que estamos en contacto directo durante la noche.

Una buena práctica durante estos días es poner una toalla limpia encima de la almohada e ir cambiándola a diario.

4) Aleja el pelo de tu rostro

El roce del cabello con la piel facilita la aparición del acné. Esto se debe a que el cabello también produce grasa y además tapa los poros de la piel. Procura despejar el rostro siempre que puedas, haciéndote moños o sujetando el flequillo con pinzas.

Los días previos a tener el periodo, la piel está mucho más sensible de lo habitual, así pues extremar el cuidado desde FUERA con aspectos tan sencillos pueden marcar la diferencia

>>Cuidarse desde DENTRO

¿Cómo podemos cuidarnos por dentro para prevenir y mejorar el acné?

1) Consumir comida de buena calidad

Aunque lo hagamos de forma regular, es sumamente importante que vigilemos nuestra dieta los días previos a la menstruación.

Para curar el acné, es aconsejable tomar vitamina del grupo B que restringe la segregación del sebo. Esto se encuentra por ejemplo en; Arroz integral, carne de cerdo, sésamo, hígado, huevo, soja, pescado…etc.

Por el contrario debemos evitar el azúcar, la cafeína y los fritos.

2) No acumular estrés

La piel es muy sensible al estrés. Está demostrado que el aumento de la tensión estimula al cuerpo a producir las hormonas que causan más acné. Además cuando estamos estresados es más difícil que cuidemos nuestro estilo de vida, dormid bien, comer bien, hidratarnos, etc. y esto disminuye el factor de curación del cuerpo.

Aunque a veces no puedas evitar sentir estrés durante el día, si que puedes liberarlo. Intenta dedicar aunque sea solo una hora al día a ti misma, para hacer algo que te guste. Esto ayudará a liberar el estrés y no acumularlo. Cualquier cosa vale; cantar, bailar, dibujar, escuchar música, un baño relajante…¡Disfruta!

Vídeo en YouTube

 

Leave a Reply

*

º